El Icono

Los pequeños detalles cotidianos
de los lugares que visitamos adquieren,
a veces, categoría de icono.

El color rojizo de los edificios de la ciudad eterna,…

icon-page-img-4

O las ventanas de las buhardillas de
París sobresaliendo de los tejados.
Detalles o aspectos intrascendentes que resumen
la imagen mental de la esencia de una ciudad.

Cuando llegué a Barcelona
me di cuenta de que su icono
lo tenía bajo mis pies: la baldosa
“Flor de Barcelona”, simple y bonita.
Esa flor de 20cmx20cm que contiene
una parte importante de la historia
arquitectónica de la corriente modernista
que viste la ciudad.

El origen del dibujo se atribuye
al arquitecto modernista Josep Puig
i Cadafalch. Lo utilizó en el año 1900
en las baldosas empleadas para
pavimentar la entrada de carruajes
de la Casa Amatller en Paseo de Gracia
y después llenó  las calles
de casi toda la ciudad.

Cava ¡HOLA! Desde Barcelona
estamos orgullosos de nuestro
origen y con esta flor icono, nos
convertimos en embajadores de
la ciudad allí donde brindemos.